• Contacto

    Para comunicarte con los responsables de este sitio: prensacup@gmail.com

Día de la Memoria

Por la verdad y la justicia

     Nunca más… esas dos palabras resuenan en la Argentina hace más de 35 años, y cada día tenemos que propiciar que estas palabras se renueven, haciéndonos responsables de sostener el valor de la vida democrática, del respeto por el que piensa distinto, la convivencia pacífica, apostando al trabajo, al esfuerzo y a mantener una identidad propia, enriquecida por la diversidad de creencias, ideas y razones de todos los pueblos que habitan este país.

     Con el propósito de rescatar la fecha como un evento a recordar y pensar en el impacto de un gobierno dictatorial en contraposición con la democracia, el Dpto de Sociales tuvo la responsabilidad de organizar el acto por el Día de la Memoria, fecha que recuerda el Golpe de Estado del 24 de Marzo de 1976, concretado por una Junta Militar.

     El acto tuvo la participación innovadora de ex alumnos del Cup. Luciana Domínguez y Cubo Pereiro participaron en la lectura de las glosas, además de aportar el texto para las mismas. La iniciativa surgió de los propios ex alumnos.

     Por otro lado, vale destacar que los testimonios que integraron el video de voz que se exhibió en el acto, fueron obtenidos por los alumnos que participan en el Taller de Radio.

 El acto

      Candelaria Espinoza fue la responsable de portar la Bandera del Ceremonias, escoltada por Carmela Tuñón. Ariadna Villagra, Miriam Aguado y Agustina Hernández

     Luego se invitó a estudiantes y docentes a ‘Recordar’, en razón que este acto se trata, justamente, del Día Nacional de la memoria, por la verdad y la justicia.

     Con respeto se entonó el Himno Nacional Argentino y, para entender por qué el 24 de marzo se insta a la memoria por la verdad y la justicia, el profesor Ricardo Manso explicó en su discurso algunas de las alternativas y y el impacto que provocó en el país el golpe de Estado del 24 de Marzo de 1976.

 Los testimonios

          Días previos al acto, los chicos del Taller de Radio recogieron algunos testimonios con los cuales se armó un video de voz que presentó durante el acto.

         El sentido del video fue indagar sobre el significado de un gobierno de ‘facto’, una dictadura; preguntarse por el significado de democracia. Estas fueron las preguntas realizadas a los entrevistados: alumnos y docentes del Colegio.

         Allí se reflexionó acerca de las palabras claves que mencionaron los entrevistados que vivieron en aquel tiempo: “terror” “etapa negra” “pérdida de libertad”. Es importante recuperar esta historia reciente –decía Luciana en las Glosas- “para entender, para conocer, para imaginarnos qué pasa cuando nuestra voz es silenciada, cuando el odio se instala y cuando el estado se organiza para reprimir, vulnerar los derechos de los ciudadanos y llevar al país a la ruina cerrando fábricas, y favoreciendo a unos pocos, como dice uno de los testimonios”.

(clickea en el enlace para ver el video): http://www.youtube.com/embed/aJMT5udTuoc

 Defensores de la vida

      “Ustedes, los chicos de la generación nuevo milenio, tienen esas imágenes que aparecen en la tele para esta época, militares, marchas, y algo que no andaba bien. Por otro lado, la democracia se asocia a la paz y a la libertad y es importante que lo puedan relacionar con el bienestar, con el poder disfrutar y elegir” continuó la reflexión.

      Si conocemos lo que se vivió, es muy probable que actuemos en nuestro día a día para que no vuelva a ocurrir. Ninguna persona, jamás, va a tener el derecho a recortar la libertad de un igual. Y somos todos iguales, en nuestra diversidad.

     Y cuando realmente entendamos, vamos a ver que no hay otro modo de que no seamos defensores de la vida.

 El discurso … para leer y reflexionar 

      ¿Cómo empezar a hablar de lo ocurrido el 24 de marzo de 1976 en nuestro país?, ¿Qué fue aquello que pasó?, ¿Por qué?, ¿Quiénes lo llevaron a cabo?. Éstas y otras tantas preguntas recorren nuestra mente cada vez que se acerca esta fecha.

         Lo cierto es que el 24 de marzo de 1976, las Fuerzas Armadas de la República Argentina irrumpieron violentamente en el poder e hicieron uso del mismo durante los siete años posteriores, es decir, hasta 1983. Pero, ¿qué es lo particular de este hecho y por qué pasados más de treinta años de aquel día recordamos esta fecha?.

         El recuerdo de este triste período de nuestra historia se encuentra manchado por la sangre de más de 30.000 muertos y/o desaparecidos. Más de 30.000 obreros, médicos, estudiantes, periodistas, actores, cantantes, profesores, jueces, abogados, en fin, más de 30.000 hijos, padres, hermanos, abuelos, tíos, primos, amigos, vecinos, conocidos, etc., cuyo único error era pensar distinto, o ni siquiera eso en muchos de los casos.

         La utilización de la maquinaria estatal para llevar a cabo los fines más aberrantes y descabellados es una de las principales causas por las que estos grupos que ostentaban el poder en aquel entonces es juzgado hoy en día. Si bien la justicia no siempre resulta tan efectiva y veloz como todos los que repudiamos éstos actos pretendemos, la imborrable marca que ha dejado en una sociedad va mucho más allá de cualquier juicio que se pueda efectuar.

         Lo que las dictaduras latinoamericanas hicieron en sus respectivos países es algo único y de lo que lamentablemente somos testigos hoy en día, la matanza de una generación que luchaba por sus ideales con objetivos de mejorar las condiciones sociales de su país, hizo perder una inagotable fuente de recursos humanos que auguraba una salida alternativa a un modelo de país que se volvía cada vez más sofocante.

         Los planes de los militares al llegar al poder prometían riqueza, trabajo, seguridad, bienestar y muchas cosas más. Pero el resultado fue muy distinto al planteado en un primer momento incluso, por que no, inesperado para ellos mismos. Los índices de pobreza crecieron en una escala nunca antes vista, la riqueza del momento (para algunos) se sumió a costa del endeudamiento público que se multiplico enormemente, el trabajo escaseaba cada vez más, y el bienestar de la sociedad nunca estuvo tan perturbado y corrompido como en aquellos días.

         Podemos estar todo un día si se quiere enumerando los saldos de este funesto período, pero la historia nos enseña que el pasado por el pasado mismo no nos sirve de nada si no nos apropiamos de él y en base a éste comenzamos a construir el futuro mediante el diálogo y  la comunicación. Es fácil mortificar y seguir insistiendo en lo mismo mediante una crítica que sólo apunte a golpear lo ya tantas veces golpeado.

Hoy, a más de treinta años de lo ocurrido, debemos mirar hacia adelante y alzar nuevas esperanzas y nuevos ideales que nos permitan soñar un nuevo país del cual todos somos parte, pero no sólo cómo simples espectadores, sino como los propios protagonistas que deben llevar a cabo esta difícil pero importantísima tarea que la Argentina tanto se merece. Siempre mirando al futuro, pero sin perder de vista al pasado y las lecciones que éste tiene para enseñarnos; para que no debamos pasar por estas atrocidades en nuestra historia. NUNCA MÁS. 

Prof. Ricardo Manso  

 

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: